Unidos para enfrentar la inseguridad y la violencia

asambleaEn vista de los recientes hechos de violencia registrados en algunas casas de estudios del país, sumados al lamentable fallecimiento a manos del hampa del padre de un estudiante de Ingeniería de Producción de la Unimet, los jóvenes de la Federación de Centros de Estudiantes convocaron una asamblea donde miembros de la comunidad unimetana plantearon sus puntos de vista con respecto al tema de la inseguridad y se dieron a conocer las acciones que se llevarán a cabo en los próximos días.

Al tomar la palabra, el rector Benjamín Scharifker, resaltó el importante rol que en este momento tienen los universitarios, al ser los llamados a orientar a la colectividad en la toma de conciencia sobre el grave problema que vive nuestro país.

“Aparte de lo que nos corresponde como individuos con nuestras familias, nosotros tenemos una responsabilidad con la nación, que es orientar en aquellos aspectos que son importantes, y nada más importante en Venezuela que la inseguridad que estamos sufriendo día a día y que afecta nuestra calidad de vida. Tenemos que recuperar los espacios públicos para poder vivir”, señaló.

Por su parte, el gerente de Protección de la Unimet, Cnel. Artemio Boada aseguró que la prioridad de la universidad es la seguridad de la comunidad unimetana, dentro y fuera de las instalaciones e instó a los presentes a realizar una rápida notificación de cualquier situación irregular que pudiera presentarse en el campus universitario.

A través de un comunicado, los estudiantes del FCE Unimet hicieron un llamado a vencer la apatía y a activarse para lograr el término de la violencia nuestro país.

 La Federación de Centros de Estudiantes y la comunidad universitaria de la Unimet lamentan y rechazan categóricamente los acontecimientos donde fue asesinado el padre de nuestro compañero y estudiante de Ingeniería de Producción, Juan Machado.

Nos sumamos al dolor de la familia, una vez más con la profunda indignación que causa la situación de inseguridad que se vive día a día en Venezuela frente a la negligencia política de nuestros gobernantes. En un país donde tiene lugar un homicidio cada 20 minutos, es inadmisible que no se hayan tomado las medidas necesarias para mantener la tranquilidad y evitar que siga creciendo el número de familias incompletas, porque independientemente del estrato social o el poder adquisitivo, esta es una situación que no discrimina y nos afecta a todos por igual.

Urgimos a las autoridades de los partidos políticos, organizaciones de la sociedad civil y a todos los órganos de gobierno local, regional y nacional, a deponer sectarismos y trabajar eficazmente en la solución este problema a través de los diferentes mecanismos y herramientas con los que cada uno cuenta, desde políticas públicas hasta la no tolerancia frente a cualquier evento que violente o amenace la vida en Venezuela. La inseguridad se ha convertido en un problema político que no puede seguir manejándose desde la negación. Éste es un llamado a la reconciliación, poner en prioridad la vida de todos es un trabajo que debe llevarse a cabo desde la voluntad y el trabajo colectivo.

El momento actual no sólo obliga a cada uno de nosotros a la reflexión y la mayor cautela, sino a apartarnos del conformismo frente a la impunidad y la delincuencia que redefine nuestro estilo de vida diaria; a tomar conciencia de nuestra responsabilidad sobre nuestras vidas y la de nuestras familias, y del rol fundamental de la sociedad civil para el funcionamiento del aparato político de nuestro país. Hoy amanece un huérfano más en el país, ¿Cuántos más tienen que fragmentar sus hogares para tomar acción y que haya un cambio?

Este jueves 30 de enero se realizó una asamblea donde oficializamos las propuestas y medidas que se llevarán a cabo a la luz de los recientes acontecimientos. Esperamos contar con todos ustedes como reflejo del compromiso de participación que debemos tener con el país, la restauración de la paz en Venezuela y la elección de los valores que deben representarla, pues es un trabajo consciente y voluntario que debemos hacer en conjunto; es el mejor homenaje que podemos hacer a los caídos de la realidad insostenible en la que vivimos.

Oscar Leandro

Presidente Federación de Centros de Estudiantes Universidad Metropolitana