Regresa el VI Congreso de Psicología Positiva, un espacio que busca el bienestar social de Venezuela

Tras una interrupción de dos años de pandemia, la Universidad Metropolitana y la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva se unen nuevamente para llevar a cabo la sexta edición del Congreso de Psicología Positiva, una actividad que desde sus inicios busca temas vinculados al bienestar social con solidez científica.

Pura Zavarce, directora de la Escuela de Psicología de la Unimet y miembro del comité organizador, explica que para poder hablar de la actividad es importante destacar los inicios de la Escuela de Psicología en la casa naranja y su vínculo con la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva.

“La escuela de Psicología se fundó por la iniciativa de tres personas que formaban parte de la universidad: Elena Martínez, María Angélica Sepúlveda y la profesora Mary Carmen Lombao. Ellas tres presentaron el proyecto; y en los cimientos de la escuela se consideró la psicología positiva como uno de sus fundamentos esenciales”, recuerda.

Zavarce comenta que fue en 2008 cuando María Elena Garassini, entonces líder del departamento de Ciencias del Comportamiento formó un “movimiento invitando a estudiar sobre la psicología positiva”.

“Desde ese momento se empezó a transitar un camino sólido, constante, permanente, de crecimiento en esta corriente de la psicología como ciencia. Algunos nos enamoramos de la propuesta y entendimos porqué la escuela estaba soportada en ella, y nos quedamos comprometidos con el abordaje para comprender el comportamiento humano, y lo que implica nuestra felicidad, lo que nos protege y permanecer de una manera sostenible que nos hace fuertes, sólidos y saludables”, añade.

Así fue como la Psicología Positiva cobró fuerza en los espacios de la Unimet, y durante el Congreso de Investigación y Creación Intelectual se invitó a James Pawelski, uno de los líderes más importantes de esta corriente desde la Universidad de Pensilvania.

De esta manera, un grupo de profesores e investigadores interesados en profundizar y difundir la corriente comenzaron a realizar distintas actividades y talleres de formación; además se abrió la electiva de Psicología Positiva para todos los estudiantes de la universidad, y más tarde se creó el diplomado de Psicología Positiva.

Dicho camino sirvió para constituir la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva, institución de la cual Zavarce también forma parte.

“Junto con la Universidad Metropolitana hemos liderado en Venezuela este cuerpo de conocimiento, y las propuestas que han contribuido hasta el momento. Son unos 13 años promoviendo esta cultura de bienestar”, recalca. 

El Congreso

Desde su formación, la Sociedad concibió el Congreso con sede en los espacios de la Universidad Metropolitana, y con un capital humano proveniente de ambas instituciones.

“Para este sexto congreso hemos madurado y crecido mucho. Somos una comunidad académica importante porque los temas del bienestar tienen solidez científica y forman parte de la psicología como ciencia que aporta para el bien de las personas y para construir salud. Más que nunca es pertinente porque, de alguna manera, ambas instituciones estamos abanderando un gran objetivo de desarrollo sostenible que tiene que ver con el bienestar, y todo lo que implica en la educación de las personas, la defensa de los derechos humanos, el respeto a la dignidad humana, y que puede iluminar el camino para gestionar políticas públicas, programas de educación, apoyo a organismos y entidades responsables de la salud, y el buen convivir”, insiste.

Zavarce también destaca que el congreso abarca “aspectos que nos permiten tener una conexión con el planeta, una conciencia ciudadana, de conservación, porque de alguna manera la Psicología Positiva trabaja con el carácter positivo de las personas, con la fuerza que podemos desarrollar de manera consciente para hacer de nuestra vida algo bonito, saludable, y que trascienda en el tiempo”.

La especialista manifiesta que el VI Congreso de Psicología Positiva tiene como lema este año el Sentido de Vida, la Brújula del Para Qué, con el fin de “hacerle algún bien al país que ha transitado por momentos muy duros, difíciles y complejos”. El encuentro tenía previsto realizarse en 2020; pero motivado a la pandemia del Covid-19, los organizadores creyeron pertinente suspenderlo y retomarlo cuando el peligro del virus pasara.

“Este congreso busca presentar esa madurez. Este es nuestro compromiso: los que conformamos la sociedad y creemos y trabajamos con esta corriente, es nuestra responsabilidad difundir el conocimiento asociado con estos factores de protección, dar a conocer el resultado de las líneas de investigación, tenemos que divulgarlo para hacer nuestra contribución con la sociedad, el país, y que esté presente en el espacio propio de la academia y de las sociedades científicas”.

La cita está abierta a todo público, especialmente a educadores, personas con responsabilidades en comunidades, profesionales de la salud, y a quienes por sus cargos tienen que trabajar con grupos humanos en distintas organizaciones de familia, educación, o incluso servicio comunitario.

Durante una semana, especialistas presentarán investigaciones y experiencias donde se materializan los factores de protección, “y permiten que el bienestar sea construido y sostenible en la vida de personas y en los contextos de relaciones”.

“Abordaremos temáticas asociadas a nueve dimensiones; las primeras seis son: Organizaciones Positivas, Educación Positiva, Familia, Pareja, Salud, Neurociencias y Psiconeurológica, y Terapia; las cuales habitualmente se encuentran en estos programas. Sin embargo, para esta edición proponemos tres más que son particularmente importante en el país y en la Unimet: Ecología, Emprendimiento y Derechos Humanos. El bienestar y lo que subyace en estas tres últimas dimensiones es importante atender, velar y abrir espacios de redes de apoyo para contribuir”, señala.

Programa y ponentes

El encuentro tendrá lugar desde el lunes 6 hasta el vienes 10 de junio; y contará con un ciclo de ponencias tanto en la mañana como en la tarde, con una dimensión específica cada día. Asimismo, la dinámica de este VI Congreso de Psicología Positiva se mantendrá de forma híbrida; es decir, los interesados en ser parte de este pueden estar de manera presencial o conectarse desde sus hogares u oficinas.

De igual manera, la actividad contará con invitados expertos no solo nacionales, sino también representantes de la Psicología Positiva de Hispanoamérica.

Por su parte, la Sociedad Venezolana de Psicología Positiva realizará desde el 30 de mayo hasta el 3 de junio un ciclo de 10 talleres precongreso de manera virtual y síncrono, así como conferencias con invitados destacados en cada dimensión quienes compartirán sus conocimientos y experiencias en torno al sentido de vida y el liderazgo. Estas actividades tienen un costo de $30.

Universidad Metropolitana, Sociedad Venezolana de Psicología Positiva, la Sociedad Venezolana de Psiconeuroinmunología, y la Red Latinoamericana de Estudios e Intervención en Felicidad y Bienestar, son los auspiciantes del VI Congreso de Psicología Positiva.

“Esto nos mantiene motivados. Este es el resultado del esfuerzo de muchos”, añade Zavarce, mientras agradece a todo el equipo de profesores la Universidad Metropolitana, a la Unidad de Innovación y Tecnología Educativa, y por supuesto a los auspiciantes, ponentes y colaboradores por la entrega para volver a hacer posible este congreso.

Durante el VI Congreso de Psicología Positiva también se presentará la Especialización en Psicología Positiva de la Unimet; la cual empieza su primera cohorte en septiembre de 2022, así como se llevará a cabo un reconocimiento a las profesoras Elena Martínez, fundadora de la Escuela de Psicología, y María Elena Garassini, por su rol protagónico en la Psicología Positiva en Venezuela y en la Universidad Metropolitana.

Accede al Congreso haciendo clic aquí