Universidad Metropolitana juramentó a su nuevo equipo rectoral

La Universidad Metropolitana celebró este 19 de septiembre la juramentación de su nuevo equipo rectoral, el cual está integrado por la rectora María Isabel Guinand, la vicerrectora académica Natalia Castañón, la vicerrectora administrativa María Gabriela Escalona; y el secretario general Luis Santiago Perera.

El evento inició con las notas del himno nacional, entonado por el Orfeón de la Universidad Metropolitana, dirigido por la profesora Neleb García.

Luis Miguel da Gama, presidente del Consejo Superior de la Unimet, en sus palabras de bienvenida, expresó: “Hoy es un día muy feliz porque se concreta el proceso de renovación de nuestra querida universidad, que comenzó hace unos meses”.

“Hemos tenido un par de años complejos en un contexto mundial nada sencillo. Requerimos revisarnos, transformarnos. Por eso, a finales del 2019, poco antes de que la pandemia hiciera su estreno, decidimos desde el Consejo Superior, llevar a cabo, con el apoyo de expertos, un proceso de transformación”, recordó.

Señaló que “el reto es convertir a la Unimet en un motor de desarrollo sostenible en la sociedad venezolana, a través de una educación accesible de clase mundial para formar líderes, generando aportes de investigación e innovación que contribuyan a esa causa de todos: un mejor futuro para toda la nación venezolana”.

Asimismo, da Gama agradeció a la vicerrectora académica, Natalia Castañón, y al secretario general, Luis Santiago Perera, por el “exitoso proceso de regreso a la presencialidad que ambos dirigieron durante este 2022 con el respaldo de los profesores, estudiantes y las unidades de apoyo”, así como liderar el interinato de la rectoría y vicerrectoría administrativa, respectivamente, durante 10 meses.

Luego presentó a María Isabel Guinand y María Gabriela Escalona, ambas con una amplia trayectoria en el sector académico y productivo del país.

“En nombre de la Universidad les doy una cálida bienvenida a las nuevas autoridades y formulo votos sinceros por el éxito de su gestión, en beneficio de todos los miembros de la comunidad educativa”, concluyó.

Juramentación

Luego la lectura de la resolución de designación del equipo rectoral, por parte de Luis Santiago Perera, se procedió a la juramentación de las nuevas autoridades de la Universidad Metropolitana por parte del Consejo Superior.

– “Juran ustedes cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes de la República, el reglamento general de la Universidad y los reglamentos especiales que rigen la vida institucional, así como cumplir y hacer cumplir fiel y exactamente con los deberes, honrar vuestra dignidad, como rectora, vicerrectora académica, vicerrectora administrativa, secretario general, servir a la sociedad y a la comunidad unimetana”, cuestionó el presidente del Consejo Superior.

– “Sí, juro”, respondió el equipo rectoral, que se encontraba frente al presidio.

– “Si así lo hicieren, habrán cumplido su deber, si no, que dios, su conciencia y la patria os lo demanden. En nombre del consejo superior, de conformidad con lo establecido en el acta constitutiva y estatutos de la universidad metropolitana y en el marco de la constitución y leyes de la república les confiero los cargos de: rectora, vicerrectora académica, vicerrectora administrativa y secretario general de la universidad metropolitana”, agregó Da Gama y se dispuso a imponer las medallas.

Seguidamente, se hizo lectura y firma del acta, y a continuación María Isabel Guinand dio su primer discurso oficial como rectora del hogar del samán.

Destacó en primer término la relevancia que las instituciones, y en especial las educativas, tienen en la sociedad.  “La Universidad Metropolitana es una institución fundamental para la democracia como motor para el desarrollo económico y social del país”.

Aseveró que para lograr los objetivos que consolidarán la excelencia académica de la casa naranja, es imperativo “ejecutar nuestra ambiciosa visión estratégica, que nos garantice ser una institución sostenible, capaz de impactar positivamente en la sociedad, desde todos los ámbitos que nos competen como una universidad de clase mundial”, y “contar con gente actualizada, motivada, flexible y comprometida”. Por ello, aseguró que tanto el personal docente como el administrativo es invaluable en este camino, siempre con la orientación de que los estudiantes son la razón de ser de la Unimet. “Tener a la Unimet en el currículum debe seguir siendo una llave que abra puertas en Venezuela y en el resto del mundo”, sostuvo la rectora.

Invitó a toda la comunidad unimetana, profesores, investigadores, estudiantes, egresados, personal administrativo, trabajadores, aliados y redes de apoyo a ser parte de esta transformación.

“La convocatoria que hacemos hoy es para que todos, integralmente, seamos protagonistas y responsables de alcanzar la visión estratégica que la Unimet se ha propuesto y que vamos a lograr progresivamente si nos fijamos objetivos precisos, por etapas, con una ruta clara y pasos firmes. Nuestro primer gran reto es sentar las bases para que, entre todos, hagamos que esta propuesta sea sostenible. Y sostenible significa eficiencia en la gestión operativa, transparencia en los procesos y sanidad financiera”.

Recalcó que concretar con éxito estos desafíos “nos hará sentirnos orgullosos de estar en la mejor universidad para enseñar, la mejor universidad para investigar, la mejor universidad para aprender, la mejor universidad para trabajar y la mejor universidad para generar alianzas productivas con la sociedad”.

«En 1979, aquí, bajo el emblemático samán, se graduó la señora María Mercedes Quintero quien a los 50 años, cumplía el sueño de estudiar, venciendo los obstáculos que tenían las mujeres de su época. Hoy su hija, comprometida con que muchos cumplan sus sueños en esta Universidad, se juramenta ante ustedes como Rectora», concluyó Guinand.

Por último, el Orfeón cantó un repertorio que incluyó los títulos “América”, “Una forma más”, y “Goza mi calipso”, y con el himno de la Universidad Metropolitana, el cual daba paso al cierre del evento, llevado a cabo en los espacios del Paraninfo Luisa Rodríguez de Mendoza, los presentes asistieron a un breve brindis en el que se auguró el éxito de una nueva etapa de gerencia y excelencia académica en esta alma mater venezolana.