Unimet dio la bienvenida a la Cohorte 2021 del Programa Becas Inclusión

El pasado 10 de septiembre se llevó a cabo el otorgamiento de las Becas de Inclusión, un programa que otorga a jóvenes de las instituciones de Fe y Alegría, con sede en Caracas y el Instituto Mano Amiga, la posibilidad de cursar estudios en la Universidad Metropolitana.

Por medio de la plataforma Zoom, autoridades y miembros de la comunidad unimetana se reunieron para darle la bienvenida a los 15 nuevos becarios.

La vicerrectora académica y rectora encargada, Natalia Castañón, dirigió unas breves palabras a los reconocidos. “Todos con energía, optimismo vamos a poder construir nuestro país con la formación, con los estudios. Somos una sola universidad en servicio para ustedes”.

María Elena Cedeño, vicerrectora administrativa y secretaria general encargada, añadió que “es un privilegio haber sido seleccionado para estudiar con el patrocinio de un benefactor”, pues hay condiciones que se deben cumplir para ser seleccionados. Sin embargo, alentó a los jóvenes a disfrutar su carrera universitaria y también las diversas actividades que ofrece la Unimet, pues el tiempo que vivirán en el campus no se repite, “por tanto deben aprovecharlo al máximo». “No lo desaprovechen, dedíquense con esmero y tengan claro sus objetivos”.

La decana de estudiantes, Migdalia Montes de Oca, aseguró que es un placer darles la bienvenida, así como a la comunidad la llena de dicha “saber que van a estar con nosotros y nosotros con ustedes”.

Pese a las dificultades que hoy se viven, Montes de Oca manifestó que son los jóvenes quienes “mucho mejor que nosotros conocen la manera de comunicarse por la vía que sea”. “Estamos a la completa disposición de ustedes para apoyarlos por correos, redes, y gran variedad de vías de comunicación que tenemos. Estábamos acostumbrados a la comunicación presencial, pero nada nos detiene”.

Testimonios de becarios

Previo al nombramiento de los becarios, Laura Albarrán, tesista de Ingeniería Eléctrica, y Víctor Caraballo, ingeniero civil egresado de la Unimet, brindaron a los nuevos unimetanos unas palabras, donde  narraron su experiencia como becarios del programa, el compromiso que conlleva, pero también los beneficios que el campus brinda para el estudio y el disfrute.

Albarrán, beneficiaria del colegio Fe y Alegría de La Rinconada, destacó a la Biblioteca Pedro Grases como una herramienta para fortalecer sus horas de estudio. “Me sirvió mucho estudiar y repasar las clases en horas de estudio, sola. Mis materiales de apoyo eran los apuntes y los libros que me ofrecía la biblioteca. Establezcan un horario de estudio para cada materia y manténgase al día para que no se les acumule el contenido”.

Asimismo, les recordó que contarán “con el apoyo del departamento de becas”, encargados de acompañarlos “durante todo este camino”. “Van a tener asesoramiento durante el trimestre; si necesitan tips o recomendaciones, siempre van a contar con su tutor y ellos los van a acompañar de la mano en esta nueva etapa que comenzarán”.

Por su parte, Caraballo, egresado de la carrera Ingeniería Civil en junio de este año, brindó sus felicitaciones y alegó que la beca “les va a permitir comenzar sus estudios superiores este lunes». Sin embargo, les recordó que “la universidad no se detiene, sigue avanzando”, razón por la cual les recomendó disfrutar “cada segundo que tengan”.

“Muchísima organización no solo para cumplir con el promedio o las materias, sino para cumplir con todo el conocimiento que la universidad ofrece. Vayan a su tiempo, no se presionen. Vayan a su ritmo sin dejar de dedicar el 100% sin dejar de aprender y cumplir con la beca. Fueron galardonados, no desperdicien nada de lo que les brinda el programa”.

Becarios 

El programa Becas de Inclusión fue abierto en el año 2002, cuando la Universidad Metropolitana firmó un convenio con Fe y Alegría para brindar la posibilidad a los alumnos más destacados de esta institución la posibilidad de cursar sus estudios superiores en la casa naranja.

Más tarde, en 2004, el convenio se extendió con la incorporación de la Fundación Mano Amiga.

Durante los 19 años de vigencia, la Universidad Metropolitana ha egresado a 183 jóvenes que formaron parte del programa, y actualmente tres estudiantes se encuentran a la espera de recibir su título en octubre.

Deysi Romero, directora de Asesoramiento y Desarrollo Estudiantil, felicitó a quienes este lunes se inician en el hogar del samán como parte del programa y los instó a sentirse orgullosos de “haber logrado ser parte de la beca y de la historia de la universidad”.

“En el tiempo que tengo he podido constatar que ustedes tienen un perfil de motivación al logro con mucho deseo de superación. Vivan la universidad y formen parte de las agrupaciones, para desarrollar el mejor perfil posible una vez que ustedes egresen. El camino está por comenzar, van a contar con todo el apoyo de la DADE y de todas las unidades de la universidad”.