Unimet agradeció a aliados benefactores respaldo e impulso a sus programas de becas

La Universidad Metropolitana (Unimet) realizó su I Encuentro Virtual de Aliados Benefactores para agradecer a empresas y particulares sus generosos aportes a la institución y, especialmente, a los programas de beca que desde 2002 impulsa esta casa de estudios.

“La razón fundamental de este Encuentro es mucha gratitud”, expresó el Presidente del Consejo Superior de la Universidad Metropolitana, Luis Miguel Da Gama. “Gracias por estar allí, por estar tan cerca, por ayudarnos, la verdad es que nos sentimos siempre gratamente acompañados”, dijo Da Gama a los benefactores presentes en la actividad.

El empresario venezolano también dirigió palabras a los becarios. “Por ustedes es todo esto”, dijo y agregó “estamos aquí porque no los vamos a dejar solos”.

Al presente 30% de la población estudiantil de la Unimet recibe algún tipo de apoyo socioeconómico. “La razón de ser de nuestros programas de apoyo es poder construir una institución inclusiva, una institución diversa, una institución que persigue la excelencia”, afirmó el rector Benjamín Scharifker.

Scharifker hizo énfasis en que detrás de las ayudas económicas que ofrece la universidad hay un equipo humano dedicado “de lleno” a impulsar un “programa vigoroso y exitoso” que “apoye al talento” que impulsará la “innovación en Venezuela”.

La máxima autoridad de la Unimet aseguró que “en esta etapa que estamos viviendo en nuestro país” la prioridad de la casa de estudios superiores que preside es “poder transformarse en una institución que provea los talentos y provea también los servicios de agregación de conocimiento necesarios para recuperar el tejido empresarial, el tejido productivo y el tejido social venezolano”, objetivo para el cual han sido de gran importancia “las contribuciones” y también “las alianzas” procuradas en el último medio siglo con el sector productivo nacional.

“Estamos muy complacidos de compartir este espacio con ustedes para, sobre todo, darles las gracias. Gracias a todos ustedes por su invaluable apoyo al talento, su invaluable apoyo a nuestra querida universidad, a nuestros muchachos, a nuestros programas de becas”, expresó la Secretario General de la Unimet, Mirian Rodríguez de Mezoa.

En la Universidad Metropolitana cerca de 1.400 estudiantes gozan de algún beneficio socioeconómico —en distintos grados— y “más del 60% de los recursos que se invierten en el sostenimiento de estos programas proviene del fondo de becas que exclusivamente se nutre con aportes de benefactores y, por eso, la gran importancia que tienen en el logro de los objetivos”, dijo Rodríguez de Mezoa.

“Apoyamos la educación porque sí”
“Para nosotros es un honor estar aquí y apoyar a la Universidad Metropolitana en esta loable labor de formar ciudadanos para el futuro”, expresó Laura Díaz, Gerente de Programas Institucionales de la Fundación Empresas Polar, durante su intervención en el I Encuentro Virtual de Aliados Benefactores.


Díaz afirmó que “el compromiso social es parte de la cultura organizacional de Empresas Polar” y añadió “¿por qué queremos apoyar la educación? Bueno, porque sí, porque somos tercos en eso, porque nos gusta, porque forma parte del ADN de Empresas Polar y su fundación”.

A propósito del apoyo que la Fundación Y&V brinda a los programas de beca de la Unimet, Carolina Ynserny, Gerente Responsabilidad Social de Y&V, dijo: “En Y&V estamos convencidos de que la forma de lograr nuestros objetivos como empresa es ayudando a otros a cumplir los suyos”.

Desde el año 2009 la Fundación Y&V apoya los programas de beca de diversas universidades del país, a la fecha, contribuye con casi una centena de becas en la Universidad Metropolitana.

“Pienso realmente que la educación es la base de todo el futuro, la educación es la transmisión de conocimiento de una generación a otra y es importante que todos ayudemos a que la misma tenga lugar”, aseveró José María Nogueroles, director general del BNCI Casa de Bolsa.

Para Nogueroles ayudar a la Universidad Metropolitana o a otras universidades del el país, especialmente a las privadas, es el camino para que “la juventud” reciba una formación que permita el desarrollo de las nuevas generaciones y “de este gran país, Venezuela”.

“Invito a todos mis colegas a contribuir en la formación y en las ayudas que necesitan las universidades”, concluyó Nogueroles.