Prof. José Alberto Peña, jefe del Departamento de Educación: “Enseñar es una acción natural del ser humano”

El compromiso con la educación siempre ha sido el principal objetivo de la Universidad Metropolitana, no sólo para ofrecerla a nuestros estudiantes, sino también a la hora de instruir profesionales capacitados para ejercerla. Formar futuros educadores es una tarea que la Unimet no se toma a la ligera, ya que comprende su importancia y la ha aceptado con gran responsabilidad.

Continuando este camino, la Facultad de Ciencias y Artes le da la bienvenida al prof. José Alberto Peña como nuevo jefe del Departamento de Educación, un puesto que ha aceptado con el mayor de los compromisos y disposición.

La trayectoria de treinta y dos años ininterrumpidos de enseñanza del prof. Peña inició en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, en ese entonces conocido como Instituto Pedagógico de Caracas, lugar en el que obtuvo el título de profesor de física y matemáticas. Al finalizar sus estudios de pregrado realizó una maestría en enseñanza de la física, una especialización en procesos de negociación y, posteriormente, obtuvo el Doctorado en Ciencias de la Educación.

“Siempre tuve interés por el área educativa y tengo treinta y dos años dando clases en diferentes instituciones, diferentes niveles y modalidades… Tengo un recorrido bien amplio dentro del campo académico”, destaca el profesor.

Profesor Unimetano 

Su pasó por el campus naranja inició en el 2020, cuando entró a ejercer como profesor a tiempo parcial en el Departamento de Gestión de Proyectos y Sistemas en la Facultad de Ingeniería. Cuando se presentó la oportunidad de participar en un concurso publicado por la Unimet para el cargo de jefe de Departamento, no lo pensó dos veces para postularse, un proceso que arrojó resultados satisfactorios en su favor.  A pesar de ser relativamente nuevo dentro de la institución, asegura que pudo apreciar la transparencia del concurso, así como las condiciones de ética que se manejaron.

Debido a la cuarentena originada por la pandemia de la Covid-19, el profesor Peña solo conoció el campus de la Unimet durante un trimestre; sin embargo, afirma que se ha sentido acogido por sus compañeros y personal de los departamentos en los que ha trabajado.

“Me he sentido muy, muy bien. Abrazado por la Universidad”, asegura.

Retos y objetivos 

Sus primeras impresiones del Departamento de Educación son puramente positivas, encontrándose satisfecho con la organización del equipo y la rapidez en respuesta por parte de la universidad. Señala que su primer paso será ponerse al día con los planes y proyectos que se habían formulado antes de su llegada para así garantizar la continuidad de los mismos y saber en qué necesitará trabajar durante su gestión.

“Tenemos el compromiso de seguir los planes de formación del personal, profundizar en la difusión del conocimiento e impulsar la gestión de investigación. Son compromisos que debemos gestionar con la Universidad y garantizar que el nombre del Departamento comience a seguir ocupando los espacios que ha ganado”, explica el profesor.

 

Por otra parte, le gustaría consolidar la formación en la carrera de educación para promover al departamento y así reforzar los números de matrículas. También espera poder explorar las nuevas posibilidades para crecer, aprovechando las condiciones actuales y generar nuevas aperturas para crecer como institución. “Ese debe ser el reto y la meta: apostar por el crecimiento de la universidad y por su visibilidad. Eso sería lo que me gustaría hacer en el tiempo en el que esté frente al cargo”.

Promover la educación como profesión 

Uno de sus mayores deseos es continuar promoviendo la educación como una carrera aspiracional para los jóvenes. Reconoce que requiere formación y dedicación, pero también es una de las profesiones de mayor prestigio y reconocimiento a nivel mundial.

“Ser educador es poner en práctica un sueño que siempre hemos tenido. Todos hemos querido enseñar, todos hemos querido que nos llamen maestro; y, de hecho, enseñar es una acción natural del ser humano, enseñar lo que cada quien sabe. Nuestro llamado es a incorporarse en esta profesión que es muy linda y que llevamos por dentro”, concluyó.