Más de 4 mil unimetanos asumen el reto de cursar a distancia el último trimestre del período académico 19-20

Cerca de 4.400 unimetanos —entre estudiantes de pregrado y postgrado— iniciaron a distancia, este lunes 4 de mayo, el trimestre 1920-3. A lo largo del día, profesores y alumnos de la Universidad Metropolitana (Unimet) hicieron uso de diversas plataformas digitales para dar curso desde casa al último término del año académico 19-20.

«Es una experiencia novedosa y un compromiso que pone a prueba nuestra robustez institucional y la capacidad de trabajar coordinadamente para sobrellevar los obstáculos que debemos enfrentar», expresaron las autoridades universitarias, a través del mensaje de bienvenida dirigido a la comunidad.

Desde tempranas horas de la mañana, las bandejas de entrada de los correos electrónicos de un centenar de alumnos fueron llenándose con mensajes de bienvenida y directrices de sus profesores, algunos establecieron contacto vía WhatsApp y otros habían agendado previamente videoconferencias.

«La profesora de inglés nos notificó con tiempo que hoy íbamos a tener un primer encuentro por Google Meet y así fue. Explicó el plan de evaluación y las actividades asignadas para esta semana. Muchas veces no la oía bien o me salía de la videollamada porque la intensidad de la señal disminuía, pero como la profe conoce la situación que estamos viviendo respecto al Internet, ella grabó toda la sesión y la subió a la plataforma en la que trabajaremos (Edmodo)», contó Aurimar Rasquin, cursante de Ingeniería Química.

Es la primera vez, desde que esta institución abrió sus puertas, que se dicta un trimestre a distancia y también la primera vez que la Unimet ha tenido que enfrentar una situación de pandemia con la magnitud del COVID-19. «Teníamos muchas expectativas con este nuevo período, hoy el inicio ha producido vértigo», relató el director para el Desarrollo de Competencias, dirección adscrita al Decanato de Formación General y Básica, profesor Pedro Certad.

«Empezamos desde muy temprano con nuestras aulas virtuales repletas de estudiantes que llegaron a tiempo al encuentro síncrono inicial, prestos a hurgar en la plataforma, organizándose en grupos, presentando actividades tempranas y aprendiendo, en fin, trabajando en su ambiente natural y demostrando que los unimetanos crecemos ante la adversidad», detalló Certad.

Para la profesora y directora encargada de la Escuela de Derecho, Angélica Calzadilla, «el comienzo fue bueno». La plataforma escogida para su primera sesión virtual fue GoogleMeet, en otra de sus cátedras la reunión inicial—a través de la misma plataforma— tendrá lugar el miércoles. «Acordamos para cada materia tener una sesión fija por semana y les expliqué el plan de trabajo. Todo fue muy fluido, aprendiendo poco a poco, pero percibí buena receptividad por parte de los estudiantes», explicó Calzadilla.

«Ordenado y sin contratiempos», así resumió su primer día de clases Oriana González, presidenta del Centro de Estudiantes de Estudios Liberales. «Las plataformas utilizadas para colgar contenido han sido Classroom (2) y para dar clases en tiempo real Google Meet (2). Uno de mis profesores está utilizando WhatsApp (vía audios) para dictar la cátedra», pormenorizó González y añadió que «por ser miembro en todos los grupos de WhatsApp de la carrera (Estudios Liberales)» pudo confirmar que se presentaron «pocos casos de profesores incomunicados».

Zoom fue la plataforma escogida por la profesora Tina Bonvicini para dictar su clase de Economía Política. «La sesión tuvo una duración de 40 minutos», señaló Joseph Gallardo, presidente del Centro de Estudiantes de Economía Empresarial. «A pesar de que fue menos que la hora y media de clase regular, fue suficiente para dar las directrices iniciales del curso», refirió el estudiante.

«Llegaron por fin las clases, y las recibo con una mezcla de entusiasmo y nostalgia», expresó el decano de la Facultad de Estudios Jurídicos y Políticos, profesor Guillermo Tell Aveledo Coll, quien afirmó «extrañar mucho las aulas y ver cara a cara a los estudiantes», pero también estar seguro»que el centro de nuestra actividad es la docencia, y los conocimientos y competencias tienen muchos modos de ser compartidos».

A propósito de las plataformas digitales empleadas para dar curso el trimestre 1920-3, la vicerrectora académica, María del Carmen Lombao, aseveró que «profesores y estudiantes de la Unimet transitaron de manera masiva por el Espacio Virtual de la universidad, a la par de hacerlo a través de plataformas externas a este espacio».

El balance de estudiantes y profesores fue positivo. «La gerencia académica con voluntad inquebrantable, conciencia de rol y mira clara, ha retado la adversidad (…) estamos agradecidos por la oportunidad de innovar para trascender en nuestra misión de formar talento bajo estándares de excelencia. El Consejo Académico seguirá de cerca el desarrollo del trimestre para hacer frente oportunamente a cualquier eventualidad que pueda presentarse», afirmó con gran entusiasmo Lombao.

Abrazar la tecnología para sortear la pandemia

Luego de que fuera decretada la cuarentena social —el pasado 14 de marzo— para contener la propagación de la pandemia COVID-19 en el territorio nacional, profesores y estudiantes de esta casa de estudios hicieron los ajustes necesarios para culminar con éxito el trimestre 1920-2 y, extendida la cuarentena, comenzaron los preparativos para dar curso al período académico abril-julio, cuyo inicio fue postergado tres semanas por decisión del Consejo Académico.

Entre marzo y abril la Unidad de Innovación y Tecnología Educativa (UITE) actualizó el Espacio Virtual Unimet para ofrecer herramientas tecnológicas en una plataforma moderna y atractiva para gestionar los procesos de enseñanza y de aprendizaje con gran cantidad de recursos y mayores posibilidades de diseño. También los docentes hicieron esfuerzos para adquirir herramientas que les permitieran adaptarse rápidamente a la sobrevenida virtualización.

«Es increíble cómo en estas semanas he aprendido, leído y estudiado muchísimo. He podido asistir y escuchar una cantidad de webinars que me han enriquecido y abierto a nuevas formas y posibilidades para trabajar y mirar el futuro de la educación universitaria», contó la decana de Formación General y Básica, profesora María Eugenia Bello.

El  director para el Desarrollo de Competencias, Pedro Certad relató que durante las semanas previas al inicio del trimestre 1920-3 se sintió  muy motivado al»leer a colegas por mensajeria instantánea o verlos en encuentros síncronos poniendo el resto en ahora formarse en el manejo de variadas herramientas tecnológicas», esto en medio de una pandemia y otras situaciones críticas que afectan a Venezuela en particular.

«Definitivamente en la Unimet este reto impuesto por las circunstancias y demandante de respuestas inmediatas, fue asumido como una oportunidad para innovar», afirmó la vicerrectora académica, María del Carmen Lombao. Sin embargo, fue enfática al señalar que «ello no debe confundirse con la virtualización absoluta de la universidad», pues, a su juicio, «la universidad sigue siendo un espacio para el quehacer académico in situ».

Representación estudiantil 24/7

Así como no detuvo la actividad académica, el COVID-19 tampoco puso fin a la gestión de la actual dirigencia estudiantil de la Unimet. Presidente de la Federación de Centro de Estudiantes, Consejeros Académicos y demás jóvenes que están al frente de los centros de estudiantes de las escuelas han permanecido trabajando de la mano con autoridades universitarias y profesores para atender inquietudes y dudas de la comunidad.

A propósito del rol que desempeñarán a lo largo del trimestre 1920-3, el Consejero Académico, Carlos Llorente, aseguró que «tendrán disponibilidad 24/7 para atender casos, responder dudas y transmitir información por Instagram, Twitter, WhatsApp y correo electrónico».

 

«Solos no podemos y eso es algo que queremos reafirmar. Somos un equipo formado por el Co-Gobierno (y todos los estudiantes de la Unimet)», expresó la Consejera Académica, Victoria Quintero y añadió que establecerán, a través de un “manual” o “guía”, una serie de estrategias o pasos a seguir en la resolución de situaciones que puedan surgir a lo largo del trimestre, para que puedan ser abordadas en conjunto con Consejeros de Facultad y Escuela.

«El fin es encontrar puntos medios favorables tanto para profesores como estudiantes», puntualizó Quintero.