María Elena Cedeño dejó “huella y semilla» en la Unimet

Durante un emotivo encuentro, miembros de la comunidad unimetana despidieron a María Elena Cedeño, quien ejerció como vicerrectora administrativa de la Universidad Metropolitana desde 2008.

Natalia Castañón, vicerrectora académica y rectora encargada, agradeció a Cedeño no solo sus años de servicio a la institución, también destacó el esfuerzo que imprimió a sus labores dentro del campus.

“Gracias por todo el esfuerzo, toda la energía y todas las lecciones de humildad y dedicación. En lo personal tengo mucho que agradecerte, y todos los que están aquí también”, manifestó en el evento que tuvo lugar en la sala Los Fundadores.

Rafael Mc Quhae, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, resaltó sus inicios y la organización que Cedeño logró durante sus años en el vicerrectorado. “Eres una excelente persona, una excelente profesional y tu presencia en la universidad se va a notar y siempre te vamos a recordar. Estamos aquí a la orden para cualquier cosa, tú dejaste huella y semilla en la universidad y te lo agradecemos”.

Por su parte, Christian Guillén, representante de profesores ante el Consejo Académico, aseguró que Cedeño “se va, pero se queda”. “Usted ha dejado un gran ejemplo de constancia, trabajo, rectitud, amor por lo que hace y siempre será recordada”.

Agradecimiento

Lorenzo Mendoza, miembro del Consejo Superior, también dedicó unas palabras.

“La palabra gracias se usa muy pocas veces con gran sentido, y hoy te digo gracias por todos esto años que le has dedicado a la universidad; sabes que soy un rebelde con causa, y te he visto a ti dar tus ideas, contribuir y ayudar a la universidad desde la manera que te correspondió también, en su momento, en una transición. En lo que me corresponde, un agradecimiento a tu entrega, a tus horas, a tu vida que le entregaste a la universidad. Esta es tu casa, donde uno hace huella y semilla sin duda alguna nunca se va, mantente cerca”.

Luis Miguel Da Gama, presidente del Consejo Superior, manifestó que ha sido testigo del trabajo y la lucha que Cedeño entregó a la Unimet. “Vamos a tener un vínculo más estrecho que el de antes porque vamos a seguir haciendo cosas bonitas por nuestro país. No solo te admiro como profesional sino también como persona y ser humano. Gracias por esa calidad y esa enseñanza, siempre estaremos ahí vinculados y tú lo sabes. Te queremos mucho, María Elena”.

Trayectoria

María Elena Cedeño ingresó a la Universidad Metropolitana en el año 2004 como Contralora. Cuatro años más tarde, fue seleccionada como vicerrectora administrativa, cargo que le fue ratificado en 2011 y que ocupó hasta enero de 2022.

Entre lágrimas, Cedeño aseguró que fue un “privilegio trabajar en la universidad”. “Lo hice con mucho amor, con mucha pasión. Siguen contando conmigo. Siempre apostando a que la universidad, por supuesto, seguirá adelante con mucho éxito porque hay proyectos importantísimos, hay una visión mucho más amplia de lo que es el futuro de la universidad. Cuentan conmigo, yo estaré siempre dispuesta a apoyarlos en todo”.

Insistió que, durante su paso, no solo puso en prácticas metodologías que ayudaron al desarrollo de la Unimet, también aprendió de cada miembro de la casa naranja. “Cuando uno llega a un ambiente que no conoce, la mejor manera de entrar es con humildad para aportar. Aquí estamos y estaremos para apoyar”.

Para Cedeño el hogar del samán es su segunda casa, “un lugar donde se comparten conocimientos, experiencias, se debaten ideas y se conjugan estilos, creencias y convicciones en el quehacer diario”.