Entregados certificados a estudiantes que integraron la primera cohorte del Programa de Mentoría

La Dirección de Asesoramiento y Desarrollo Estudiantil -DADE- entregó este lunes 5 de diciembre los certificados del Programa de Mentoría a los 21 estudiantes que conformaron su primera cohorte.

El acto de entrega se realizó en el auditorio Manoa de la Biblioteca Pedro Grases y contó con la asistencia del secretario general, Santiago Perera, la decano de Estudiantes, Yenisse Guerrero, la decano de la Facultad de Ingeniería, Doris Baptista, directores de escuela, miembros de la DADE, encabezados por su directora, Deysi Romero, profesores y personal administrativo.

Este programa consiste en que un estudiante de trimestres avanzados, llamado ‘Mentor’, acompaña en el proceso de integración académica y social a otro estudiante que se encuentre en trimestres iniciales, llamado ‘Mentorizado’.

En función a sus perfiles y a las actividades que iban a desempeñar, los mentores recibieron clasificaciones diferentes: Mentores junior, grupo conformado por 8 estudiantes que tuvieron como misión acompañar a los estudiantes de nuevo ingreso dando talleres grupales donde proporcionaban información clave de la universidad que favorecía la adaptación de los nuevo ingreso a la institución; Mentores semi senior, con 7 mentores que acompañaron a estudiantes becarios de la Unimet, específicamente del Programa de Becas Impacto; Mentores senior, 6 estudiantes cuya misión fue participar, junto con los psicólogos de la DADE, en el Programa de Mejoramiento Académico, un programa dirigido a estudiantes en riesgo académico porque estén en probatoria.

Los estudiantes que aprobaron la formación durante el periodo intensivo, y ejecutaron exitosamente el rol de ‘Mentor’ en este trimestre 2223-1, obtuvieron una certificación de participación avalada por la Universidad Metropolitana, Unimet.

“Este programa es de muy corta edad en la universidad, no obstante, ha significado muchas horas de trabajo intelectual para su diseño, compromiso, voluntad y trabajo en equipo para su implementación”, señaló Deisy Romero durante sus palabras.

La directora de DADE informó que este programa se hizo posible gracias al impulso del secretario general de la Unimet, Santiago Perera y la creación intelectual de la psicóloga María Daniela Fernández, quien forma parte del equipo de la DADE y tuvo la iniciativa de convertirlo en su tesis de postgrado.

Añadió que su ejecución no se hubiera dado “sin este grupo de mentores con un alto nivel de motivación, dedicación y deseos de contribuir con el fortalecimiento de la Unimet”.

“Para la DADE fue un desafío la implementación de este programa, así como su engranaje con el Programa de Mejoramiento Académico y con el Programa de Ayudantía, son tres programas funcionando en simultáneo”, aseveró la directora.

Por su parte, la psicóloga María Daniela Fernández agradeció a los estudiantes que decidieron sumarse al Programa de Mentoría.

“Hoy puedo aseverar con orgullo que, entre las fortalezas que los caracterizan como mentores junior, semi senior y senior están el sentido de pertenencia a la comunidad estudiantil, que espero continúe siendo el banderín con el que ofrecerán sus conocimientos; la solidaridad, como el valor que los acompañará en sus funciones; la tolerancia, como la mejor herramienta para abordar las diferencias, la empatía, como el recurso inagotable al momento de conversar con sus mentorizados y sobre todos, la sabiduría de haber vivido errores, porque de ellos nacen las moralejas que comparten cuando guían a sus compañeros”, fueron las palabras que Fernández dirigió a los mentores.

Para concluir el emotivo acto, el secretario general de la Unimet, Santiago Perera, calificó esta primera cohorte como “el primer paso de un sueño que se convierte en realidad”.

Mencionó el secretario que para la Unimet la retención es la meta de los próximos años. “Nuestra meta es lograr que cada alumno que llega a la Universidad culmine con éxito su carrera. El gran reto de las universidades de mediados del siglo 21 es captación y retención, es decir a los estudiantes que la universidad no es solo un contenido, que es también una experiencia y en esa experiencia están ustedes, tanto como alumnos, como en su papel de mentores”.

“Hoy, ustedes mentores, son los líderes del proceso de formación grupal. Ustedes representan la esperanza de otros estudiantes de tener un apoyo. El compromiso que ustedes tienen es garantizar que el esfuerzo que está haciendo la sociedad para formar a esta generación, no se pierda en el camino. Este es un proceso de dos vías, ustedes van a apoyar, pero a la vez van a ir formándose en liderazgo y trabajo en equipo”, concluyó.