Chem-E-Car Unimet destaca en la Conferencia Regional de AIChE

Con el objetivo de competir en Chem-E-Car, un prestigioso torneo en el que estudiantes universitarios diseñan y construyen un automóvil propulsado por una fuente de energía química, que recorre de manera segura una distancia específica, un grupo de estudiantes y profesores de Ingeniería Química de la Unimet crearon la agrupación Chem-E-Car.

El conjunto comenzó a dar sus primeros pasos en 2019, y en el año 2020 se formalizó su fundación.

La carrera forma parte de la conferencia internacional de química de AIChE (Instituto Americano de Ingenieros Químicos).

José Hidalgo, presidente del colectivo, comenta que «el objetivo principal de la agrupación es participar en las Conferencias de Ingeniería Química de AIChE, donde podemos demostrar el talento venezolano y todo el esfuerzo que los estudiantes hacemos compitiendo en Chem-E-Car y en las demás competiciones de gran prestigio, como la Jeopardy Competition o el Poster Competition».

Chem-E-Car Unimet está integrado por más de 20 estudiantes. Hidalgo destaca que cada miembro es esencial en el aporte de la elaboración del prototipo vehicular. 

«Una gran mayoría son de Ingeniería Química, pero contamos igualmente con carreras de Ingeniería Eléctrica, Sistemas, Producción, Civil y Mecánica», alega.

Rompiendo barreras

El camino no ha sido sencillo. Tras consolidar el grupo, la pandemia  de Covid-19 paralizó el mundo. 

«Siendo nosotros una agrupación muy práctica, no se pudo continuar con la realización del carrito durante la cuarentena», recuerda. 

Más de un año pasó para que el equipo pudiera poner en marcha el modelo. «Se logró empezar a trabajar desde septiembre de 2021 de forma muy regulada, haciendo un carro químico prácticamente desde cero. Contábamos únicamente con las arduas investigaciones que se hicieron durante el tiempo de clases virtuales, pero sin ninguna práctica». 

No obstante, el prototipo se logró culminar el pasado 3 de agosto del año en curso.

«¿Cómo lo logramos? Sonará cliché, pero la única forma de construir un carro desde cero, por nuestra cuenta y sin ninguna experiencia previa fue con una cantidad extrema de esfuerzo, compromiso y dedicación de parte de los miembros de la agrupación’, resalta.

Orgullo unimetano

En la Conferencia Regional de AIChE PROCESA 2022, los representantes de la casa naranja lograron ser «el primer equipo venezolano en participar en estas prestigiosas competencias de química».

«Participamos en tres competencias, Chem-E-Car, Jeopardy y Poster Competition. Logramos obtener el segundo lugar en la Jeopardy Competition y el tercer lugar en la Poster Competition. El segundo lugar nos clasificó a la Conferencia Internacional de AIChE en Estados Unidos, donde los ganadores de las conferencias regionales se reúnen a competir, y (si se cuenta con los recursos) Venezuela ahora participará como uno de los mejores equipos de la región», agrega Hidalgo.

Para los estudiantes unimetanos, la experiencia no solo estuvo llena de triunfos sino también de «aprendizajes, talleres, networking, ponencias y más».

«Volvemos a Venezuela después de dejar en alto a la Universidad y al país, además de contar con la experiencia que es esencial para las próximas generaciones».

Desde su entrega, Hidalgo asegura que el aporte que Chem-E-Car Unimet le entrega a su alma mater es grande, pues «en enero de 2022 logramos formalizar el primer capítulo de AIChE en Venezuela, AIChE UNIMET».

«Esto significa que la Universidad Metropolitana es ahora miembro del Instituto de Ingeniería Química más grande del mundo, nos permite competir y ser parte de las conferencias, permite alianzas con otras universidades de todo el mundo (lo que también permite hacer talleres, eventos y demás con otras universidades), permite becas de hasta 50 mil dólares para los miembros, permite demostrar el talento venezolano y de la unimet a nivel internacional. Es esencial para cualquier universidad que oferte la carrera de Ingeniería Química ser miembro de AIChE, por todos sus beneficios y todo lo que significa, y gracias a la agrupación Chem-E-Car UNIMET, la Universidad Metropolitana ya puede decir que forma parte de ello».