El profesor Christian Guillén busca constantemente innovar en el diseño de nuevas propuestas de formación

Christian Guillen, jefe del Departamento de Gestión de Proyectos y Sistemas, considera que su inclinación por la ciencia fue natural, pues desde temprana edad reconoció sus aptitudes, y sus padres lo ayudaron a explorar sus intereses.

“Mi madre, quien era muy observadora, trató siempre de canalizar tal interés, de manera que mis juguetes eran, por qué no decirlo, de «nerds», en su gran mayoría. Ya un adolescente, me interesó sobremanera la astronomía y, en consecuencia, invertí muchas horas en la lectura de grandes divulgadores científicos como Isaac Asimov, Carl Sagan, Jacob Bronowski, Richard Dawkins, y por supuesto, no podía faltar, Stephen Hawking. Además, no perdía la columna de Ciencia Amena de Arístides Bastidas”, recuerda.

Al momento de tomar la decisión de qué estudiar en la Universidad, Guillén evoca que “circunstancias familiares” lo llevaron a estudiar Ciencias Naturales en la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL). Fue entonces cuando descubrió una vocación: la enseñanza.

Al culminar sus estudios, cursó en la Universidad Central de Venezuela una Maestría en la Facultad de Ciencias, al tiempo que se desempeñaba como profesor de su alma máter y de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB). “Para el año 2002, culmino mis estudios de maestría en Ciencias de la Computación. Durante ese tiempo, en la Facultad de Ciencias, creé lazos de amistad con la que fue mi mentora y tutora, la Doctora Francisca Losavio quién me estimuló a continuar con estudios doctorales, también en Ciencias de la Computación, y que culminé en el año 2009”.

Fue en el año 2015 cuando el profesor ingresó a la Universidad Metropolitana, dando clases en el departamento de Ciencias de la Educación; y poco después como profesor de la asignatura Programación para Ingenieros. Dos años después, Guillén asumió el cargo de profesor a tiempo completo, adscrito al Departamento de Gestión de Proyectos y Sistemas.

También ha sido profesor de Estructuras de Datos, Sistemas de Información, Ingeniería de Software, Informática Creativa, de la Escuela de Ingeniería de Sistemas. Y en enero del 2022 fue designado como jefe del Departamento de Gestión de Proyectos y Sistemas.

Desarrollo en la Unimet

Como docente, Guillén considera “un aspecto crucial en el modelado de un perfil competitivo del egresado unimetano, el desarrollo de habilidades y destrezas asociadas con el pensamiento computacional”.

“En este sentido, debo expresar mi beneplácito al constatar que la Universidad Metropolitana ha concretado en un esfuerzo sostenido y meritorio, la inserción en el perfil de nuestro egresado, precisamente el pensamiento computacional; alineándose de esta forma con las tendencias actuales a nivel mundial. Por todo lo anterior, creo que mis expectativas se pueden resumir en contribuir, como computista y educador, en la medida de lo posible, con los esfuerzos de la Institución para ofrecer una educación superior de altísima calidad”.

Dentro de sus funciones en esta casa de estudios, el científico resalta que el mayor desafío ha sido equilibrar sus funciones dentro del Departamento con la búsqueda de propuestas que aporten al posicionamiento de la Unimet.

“Considero que mi mayor reto ha sido conciliar mis funciones como jefe de Departamento, que son de suyo muy operativas con los retos derivados de la constante búsqueda de iniciativas innovadoras que se concreten en el diseño de nuevas propuestas curriculares que consoliden el posicionamiento de la Universidad metropolitana a nivel nacional e Hispanoamericano”.

No obstante, la conformación del Laboratorio de Innovación y Tecnologías Blandas no se queda atrás; pero reconoce que desde la Escuela de Ingeniería de Sistemas siempre existió la ambición de poder conformar un espacio “para el trabajo creativo que surge durante la concepción, diseño e implementación de proyectos de software bajo el enfoque ágil”.

“Esta fue evidentemente la oportunidad que esperábamos de forma que con la ayuda de Planta Física y con la colaboración de profesores de las distintas escuelas de la Facultad de Ingeniería, logramos dar forma a un espacio para el trabajo colaborativo, proclive a la lluvia de ideas, que cuenta con recursos tecnológicos variados que facilitan la aplicación de las denominadas tecnologías blandas”.

Expectativa y aportes

Como educador, Guillén espera que al finalizar cada trimestre sus estudiantes “se lleven, por supuesto, conocimientos, destrezas y habilidades para la solución de problemas, tratando de forzarse cada uno a desarrollar su pensamiento abstracto y así lograr soluciones eficientes e innovadoras; pero por encima de todo quisiera que se llevaran la convicción de que lo más importante es imaginar, como decía Albert Einstein”.

Pero, personalmente, sostiene que le ha dado a la Unimet un “trabajo sostenido como docente” y su ímpetu “por buscar innovar en el diseño de nuevas propuestas de formación”; así como también le agradece a esta casa de estudios el haberle abierto sus puertas y permitirle “exponer esas inquietudes y poder darles forma”.