Plan Estratégico

La Universidad Metropolitana orienta su desempeño a través de seis líneas estratégicas de acción enmarcadas en dos directrices principales Visibilidad y Vinculación, con miras a garantizar la viabilidad y el desarrollo de la institución en los próximos años.

Visibilidad, para ser reconocidos como interlocutores válidos en el ejercicio de nuestras funciones y vinculación para procurar las mejores alianzas en la realización de los objetivos perseguidos. Visibilidad como actores significativos de los cambios sociales que necesitamos con urgencia en nuestro tránsito hacia una sociedad productiva y vinculación para incorporar los mejores esfuerzos para materializarla. Visibilidad como punto de encuentro de las más diversas disciplinas y corrientes del pensamiento y vinculación para convocar a los mejores talentos. Visibilidad en el abordaje de los más severos problemas que aquejan a nuestra sociedad y vinculación para poder contribuir a implantar las soluciones. Visibilidad y vinculación para una actividad académica de impacto; para la construcción de capacidades; para la formación académica y profesional, la capacitación y la educación permanente; para la resolución de los problemas más importantes; para el crecimiento personal y colectivo; para la producción, la equidad y la justicia, y para el mejor desempeño de nuestra sociedad.

Líneas estratégicas

1. La universidad como institución de vanguardia: Debemos brindar servicios académicos de calidad y generar un ambiente que brinde al estudiante libertad y oportunidades para organizar y avanzar en sus estudios dentro de un concepto de educación permanente, centrada en el estudiante, fundamentada en valores, y en formación para aprender y emprender. Para ello necesitamos estimular y fomentar actividades de investigación y creación intelectual innovadoras y articuladas con las necesidades del país; impulsar programas formativos a distancia que hagan uso de las tecnologías de información y comunicación, ampliar y profundizar la oferta de postgrado incluyendo la apertura de programas doctorales, así como la educación continua y la extensión mediante tecnologías educativas virtuales.

2. Universidad con actividad académica reconocida: La calidad de la universidad se mide por el nivel de actividad y el desempeño de sus profesores, estudiantes y egresados. Por un cuerpo profesoral del más alto nivel, con motivación para el mejoramiento académico constante y un estímulo permanente a las actividades de investigación y creación intelectual, procurando financiamiento para su sostenibilidad en el corto y el mediano plazo. Por el intercambio de profesores y estudiantes y la cooperación en investigación y postgrado mediante acuerdos y alianzas. Por políticas y medios de comunicación que mantengan a la comunidad permanentemente informada sobre los lineamientos de desarrollo de la Universidad, las bases de su sostenibilidad y su plan estratégico, sus políticas, su actividad universitaria y de lo que acaece cotidianamente. Por procesos de evaluación internos y externos que se constituyan en mecanismos para la mejora contínua de la Universidad y por su acreditación por organismos internacionales.

3. Universidad emprendedora: En esta universidad hemos asumido el estímulo a la iniciativa responsable, la innovación y el emprendimiento como una responsabilidad. Debemos entonces dar el ejemplo identificando restricciones, aprovechando oportunidades, innovando en todos los órdenes del quehacer universitario; reconocer el valor del emprendimiento, aplicarlo en la formación de nuestros graduados, hacerlo parte de las actividades de investigación y creación intelectual y extenderlo al ámbito de influencia de la Universidad mediante propuestas de valor, logrando que las actividades emprendedoras constituyan fuentes de recursos que contribuyan a la sostenibilidad de la institución.

4. Equilibrio financiero y aseguramiento de la viabilidad: Tenemos que garantizar la viabilidad económica de la Universidad en el largo plazo, incrementando la productividad en consistencia con nuestra Misión y Visión. Necesitamos aumentar y diversificar nuestras fuentes de ingresos para lograr equilibrios financieros y reducir nuestra dependencia de la matrícula de pregrado. Resulta imperativo procurar patrocinios para becas de estudio y establecer opciones innovadoras de financiamiento para aumentar el número y calidad de los alumnos de Pregrado, Postgrado y Extensión. Necesitamos viabilizar el acceso de más personas de todos los sectores de la sociedad, con aptitudes y potencial para el logro académico. Debemos definir políticas, reglamentos y normas para facilitar la articulación de las dependencias académicas con centros de ingresos, a fin de desarrollar servicios técnicos, asesorías, investigación y desarrollo e iniciativas emprendedoras, que signifiquen actividades productivas con contraprestación económica. Facilitaremos la gestión adoptando un sistema de indicadores para el control y seguimiento del desempeño de cada unidad organizativa de la Universidad.

5. Funcionalidad del gobierno universitario: Para el desarrollo ágil y coherente de la institución, necesitamos la más eficiente cooperación con la Fundación Universidad Metropolitana y la mejor comunicación entre los Consejos Superior y Académico, las diferentes autoridades, las unidades de gestión académica y administrativa, la Federación de Centros de Estudiantes y las organizaciones de representación gremial, todo ello junto al compromiso activo de los miembros de la comunidad con el desempeño institucional. Las estructuras organizativas y los perfiles de competencias del personal deben ser acordes con las funciones requeridas, y deberemos también contar con un sistema integral de gestión consolidado, a fin de disponer de una visión global que nos permita conocer mejor nuestras debilidades y fortalezas, con políticas para el personal académico y administrativo que incluyan planes de formación y capacitación así como condiciones laborales que cohesionen a la comunidad en torno a la misión, visión y valores institucionales, como base para el desarrollo de una universidad emprendedora y responsable.

6. Responsabilidad social universitaria: Finalmente, necesitamos desarrollar y promover con la participación de la comunidad de la Unimet y su entorno, la universidad socialmente responsable capaz de gestionar ética e inteligentemente los impactos epistémicos, educativos, ambientales y sociales que generamos con nuestra actividad. Debemos fortalecer los valores rectores en la institución y progresar hacia una cultura de responsabilidad social que promueva el desarrollo humano y facilite la vinculación efectiva de la Universidad con su entorno. Vincular la Universidad con agentes sociales nacionales e internacionales para articular actividades académicas y de servicio con los propósitos de generar capital social, superar restricciones y debilidades sociales y económicas y fortalecer la Universidad. Promover en la comunidad el compromiso cívico, el pluralismo, la libertad y la participación en la búsqueda del bien común.

Copyright © 2018 - Universidad Metropolitana. Todos los derechos reservados